creatividad hackear cerebro
28
Feb
2017

Cómo hackear nuestro cerebro. Creatividad

¿Quién quiere ser creativo? Estaría casi seguro de que todo el mundo respondería sí a esta pregunta. Pero el cómo lograrlo es algo un poco más confuso, pues el término creatividad es habitualmente definido de muchas formas diferentes y, como ya hemos explicado en nuestro post “la creatividad y la innovación“, suele ser erróneamente entendido.

En el post de hoy nos vamos a centrar en cómo potenciar la creatividad desde el punto de vista más científico aprendiendo trucos para “hackear” nuestro cerebro.

Dejaremos atrás el cliché de los dos hemisferios del cerebro, el creativo y el estructurado, que pese a ser falsos nos ayudan a entender cómo funciona este órgano tan complejo y a comprender que podemos ejercitarlo y mejorarlo en aquellos aspectos que nos hagan mejores.

Comenzamos entonces por salientar las partes del cerebro más activas en la creación de ideas, la corteza prefrontal. Esta parte del cerebro se centra en encontrar soluciones y combinar ideas o conceptos de otras partes del cerebro para hacer conexiones entre ellas.

corteza prefrontal

Fuente: Wikimedia

Por otro lado en nuestro cerebro tenemos la Red Neuronal Involuntaria (RNI) que son una serie de regiones del cerebro que están conectadas y activas durante la mayor parte de horas que estamos despiertos y se centran en lo que las personas hacemos con mucha asiduidad, cosas como obsesionarnos con nosotros mismos, pensar sobre las cosas del pasado y el futuro, pensar en lo que dirán de nosotros (cotilleos), etc. Se centra en todo menos en lo que está pasando en el momento, el aquí y ahora.

cerebro creatividad

Fuente: Wikimedia

Con esta información en mente podemos hacernos una viñeta mental a modo de ilustración de las dos partes del cerebro interfiriendo una con la otra.

Condiciones para un buen proceso creativo

De manera general, en los procesos creativos hay 3 cosas que se han de cumplir y debemos hacer: saturación, aislamiento y aplicación de técnicas de creatividad como la bisociación o el pensamiento lateral.

1.- Saturación: tener gran cantidad de información y sobre todo gran interés en lo que se está haciendo. Sería todo lo que engloba la fase de research consciente.

2.- Aislamiento: crear un ambiente con las mínimas interferencias posibles que minimice la actividad de la RNI. Tanto a nivel físico del entorno, como a nivel físico y psíquico personal.

3.- Bisociación o aplicación de técnicas de creatividad que nos ayuden a generar nuevas ideas.

De estas 3 patas, nos centraremos en la que más dificultades presenta, es altamente personal, difícil de controlar y más influencia tiene en los equipos debido a su carácter neurológico e involuntario: el aislamiento.

Tips para aprender a hackear nuestro cerebro

Si queremos mejorar nuestra capacidad creativa debemos crear el mejor contexto posible que nos permita focalizarnos en lo que queremos, es decir, debemos minimizar la actividad de la RNI. Para ello existen una serie de actividades, ejercicios e incluso trucos que nos ayudarán a lograrlo. Es lo que podríamos definir como hackear nuestro cerebro. Aquí van una serie de consejos para ello:

Tómate tu tiempo. Nuestra meta ha de ser alcanzar el llamado “estado de Flow“. Ese estado  ocurre cuando estamos tan inmersos en una actividad que parece que el tiempo vuela y disfrutamos de lo que estamos haciendo. Por norma general las personas suelen alcanzar el estado de flow después de 90 minutos de actividad. Para más información sobre el estado de flow te recomendamos ver la TED talk de Mihaly Csikszentmihalyi donde nos lo describe como el secreto de la felicidad.

Medita. Practicar meditación no sólo disminuye la actividad de la RNI mientras lo estás haciendo sino también cuando no estás meditando. Dicho de otra manera, la meditación nos ayuda a crear un interruptor para la Red Neuronal Involuntaria.

Camina. Como Nietzsche solía decir: todas las grandes ideas son concebidas caminando. Caminar es una actividad que nos ayuda a relajarnos y sobre todo oxigenar nuestro cuerpo y cerebro. Cuanto mejor sea la respiración mejores resultados obtendremos.

Come poco. Ni qué decir tiene que grandes ingestas de comida nos harán estar poco centrados y con nula capacidad de concentración. Encuentra la dieta que mejor se adapta a tus gustos y con la que mejor te sientas.

Pégate una ducha. Este hack bien podemos usarlo de dos maneras diferentes. Una ducha caliente nos ayudará a  liberar dopamina. La dopamina comenzará a circular por nuestra sangre y nos sentiremos mejor, más relajados, provocando así la liberación de endorfinas por el torrente sanguíneo.

El otro método aunque algo más brusco, es una ducha fría, de estas que cortan. Esta liberará a nuestro cerebro, y con ello a nuestra RNI, de todos sus pensamientos trascendentales e introspecciones, para focalizarse en la necesidad física corporal. Podríamos considerarlo equivalente a un reinicio de un PC.

Duerme. Necesitamos dormir para descansar, pero dormir va mucho más allá. Nuestro cerebro trabaja mientras dormimos y,  lo más importante, cuando soñamos. Estos procesos crean asociaciones remotas y enlaces entre diferentes datos que nuestra mente durante el día, no es capaz de hacer.

Existen muchos otros hacks y cada uno funciona de manera diferente en cada situación y para cada persona. Lo ideal es que encuentres tu propio método o rutina y lo adaptes a las diferentes circunstancias. Porque ya se sabe que cuando hablamos de creatividad, “todo vale”.

 

 

Bibliografía:

Brogan, J. (2012). When being distracted is a good thing. Boston Globe.

Colzato, L. S., de Haan, A. M. y Hommel, B (2015). Food for creativity: tyrosine promotes deep thinking. Psychological Research, 79(5),709-14. doi:10.1007/s00426-014-0610-4.

Jung, R. E., Mead, B. S., Carrasco, J. y Flores, R. A. (2013). The structure of creative cognition in the human brain. Frontiers in Human Neuroscience, 8. doi:10.3389/fnhum.2013.00330

Kaufman, S. B. (2013). The Real Neuroscience of Creativity. Scientific American.

McGreevey, S. (2011). Meditation study shows changes associated with awareness, stress. Harvard gazette.