Destrucción creativa
26
Ene
2016

Destrucción Creativa: Un concepto a tener en cuenta en el emprendimiento y la innovación

Se me ha dicho con frecuencia que mi esquema analítico se refiere únicamente a una época histórica que está rápidamente llegando a su fin. Y en esto estoy de acuerdo. En mi opinión la teoría económica no podrá ser nunca, en este sentido, más que la teoría de una cierta época histórica”.  Joseph A. Schumpeter.

El origen de la destrucción creativa

La destrucción creativa popularizada por Joseph Alois Schumpeter (1883-1950), destacado economista austro-estadounidense, ministro de Finanzas en Austria y profesor de la Universidad de Harvard desde 1932 hasta su muerte. Nos lo explica en su libro Capitalismo, socialismo y democracia (1942).

Joseph Alois Schumpeter aludía al “proceso de mutación industrial que incesantemente revoluciona a las estructuras económicas desde dentro, destruyendo a las viejas y creando a las nuevas”.

También afirmaba que el emprendimiento es la habilidad de actuar para aprovechar las oportunidades generadas por la innovación y por los nuevos descubrimientos.

Qué es la destrucción creativa

La destrucción creativa es el proceso continuo de generación de cambios tecnológicos y en los modelos de negocio que hacen obsoletas las competencias que han hecho a las Organizaciones exitosas.

Kodak y la destrucción creativa

Un ejemplo de esta transformación lo encontramos en la industria fotográfica.

En su mejor momento en la empresa Kodak trabajaban 145.300 personas en todo el mundo.

Kodak fue la creadora de la cámara digital, sin embargo, decidió conservar y seguir utilizando los viejos métodos y las viejas tecnologías.

Posteriormente, surge una empresa denominada Instagram, que creó una aplicación para teléfonos móviles a través del cual se podían intercambiar las fotografías digitales.

En Instagram solo trabajaban 15 personas. Instagram fue comprado por Facebook por mil millones de dólares.

A finales de 2012 Kodak se había declarado en bancarrota.

La gran aportación de Joseph Alois Schumpeter fue refinar la idea de que el capitalismo es como la guerra, al proponer la teoría de la “destrucción creadora”

Schumpeter puso demasiado énfasis en que la competencia destruye estructuras productivas existentes para sustituirlas por estructuras innovadoras.

No supo subrayar uno de los aspectos positivos de la innovación, a saber, que ésta puede surgir sin necesariamente destruir la capacidad de ganarse la vida de los acostumbrados al modo antiguo de hacer las cosas, si muestran adaptabilidad al cambio.

Sin embargo, tiene un lado oscuro: el costo social que este proceso produce sobre las personas afectadas.

Si no se abren suficientes alternativas  para el cambio, no sólo fracasará la economía, sino los mercados, las Organizaciones y las personas. Hay sólo dos elecciones: jugar o ser eliminado.

Joseph Alois Schumpeter concluía que las ventajas competitivas están siempre en proceso de convertirse en obsoletas a medida que cambian las tecnologías, los gustos de los/as consumidores y las condiciones del entorno.

1 Response

Leave a Reply