El impacto de la música en la publicidad
27
Sep
2016

El impacto de la música en la publicidad

La música en la publicidad

El binomio música-publicidad es incuestionable, sería incapaz de enumerar todos y cada uno de los anuncios que han utilizado la música en sus spots, bien como hilo conductor o bien como elemento memorístico o para resaltar el logo de la marca.

La música utilizada en la publicidad puede ser de dos tipos: una canción que existían previamente y se utiliza con fines comerciales en el anuncio (seguro que todos recordamos el anuncio de Amena: libre, como el sol cuando amanece yo soy libre, como el mar…), o bien una canción creada exclusivamente para el mismo. Sea como fuere, lo cierto es que muchos anuncios han logrado el éxito gracias a la música seleccionada.

musica-publicidad-television

La música como elemento memorístico

Pero ¿por qué algunos anuncios triunfan debido a la música? ¿qué efecto tiene la música en nosotros? Pues bien, uno de los principales motivos por los que se empezó a utilizar la música en los anuncios (y seguro que lo habéis escuchado en multitud de ocasiones) es porque ayuda a memorizar. Para muestra un botón:

-Es el Cola-Cao desayuno y merienda…

-El Lobo, qué gran turrón…

-Llaaaaaama a pizza móvil, veeeeeen a pizza móvil…

-Leche, cacao, avellanas y…

Seguro que todos o casi todos (aquí la edad es un factor a tener en cuenta) habéis logrado terminar las “cancioncillas” o “jingles” anteriores, es porque los tenemos memorizados, inconscientemente nos hemos aprendido esas canciones, de manera muy sutil y sencilla, con la exposición repetida a los anuncios. Está demostrado que emplear música en el anuncio supone un 90% de reconocimiento de la marca, un 30% más que utilizando tan solo elementos verbales (León, 1996).

El impacto emocional de la música

Y además de ayudar a la memorización, la música puede asociarse con estados de ánimo y situaciones pasadas (Juslin, 2009). Si una marca logra crear durante su anuncio una sensación agradable y placentera en el espectador, en teoría, cuando este vuelva a escuchar la música experimentará de nuevo esas sensaciones, asociando la marca a algo agradable, por ejemplo. Y ese es el principal poder de la música: la generación o expresión de emociones en el individuo (Caballero-Meneses y Menez, 2010; Jauset, 2008).

Por todo ello no es de extrañar que los anuncios (tanto de televisión como radio, e incluso redes sociales) utilicen frecuentemente melodías o elementos musicales para asociar su marca y/o sus productos a determinadas sensaciones, o para mejorar el recuerdo de los mismos.

El uso del silencio en la publicidad

Pero en un mundo donde recibimos miles de impactos diarios, tanto visuales como auditivos, procedentes de todas partes y en todo momento… ¿es posible que darle un respiro al espectador pueda resultar una estrategia publicitaria eficaz? Pues eso es lo que hicieron algunas marcas, entre ellas Mini, que para anunciar el 0% TAE se les ocurrió hacer “el anuncio con menos interés”, donde solo se mostraba a un hombre entrando en un Mini, con sonido ambiente de calle, sin estruendos, algo muy sutil, que acabó llamando la atención de los espectadores que dejaron de mirar sus pantallas móviles para levantar la cabeza hacia el televisor y preguntarse por qué no emitía música, sonidos fuertes o nombres de marcas 😉

 

Caballero-Meneses, J. y Menez, M. (2010). Influencia del tempo de la música en las emociones. Revista Colombiana de Psicología, 19, 37-44.
Jauset, J. (2008). Música y Neurociencia: la musicoterapia sus fundamentos, efectos y aplicaciones terapéuticas. Barcelona: UOC.
Juslin, P. N. (2011). Music and emotion: Seven questions, seven answers. In: I. Deliège y J. Davidson (Eds.). Music and the mind: Essays in honour of John Sloboda (pp. 113-135). New York: Oxford University Press.
León, J. L. (1996). Los efectos de la publicidad. Barcelona: Ariel.

Leave a Reply