design-thinking-crisis
20
May

Innovar a través del Design Thinking durante la crisis del coronavirus

Vivimos tiempos de incertidumbre causados por el que ya todos conocemos, coronavirus covid-19. Se abre un tiempo de crisis económica en el que los medios plantean escenarios apocalípticos, sin embargo, nosotros mantenemos el optimismo, con cada crisis surgen nuevas oportunidades, simplemente hay que identificarlas y solucionarlas.

Todo esto está muy bien, pero seguro que os estáis preguntando cómo se puede hacer en un contexto de tanta incertidumbre como el actual. Pues bien, en este sentido creemos que el Design Thinking nos viene como anillo al dedo, pues se centra en las necesidades reales de las personas, empresas y grupos sociales para dar soluciones rápidas, de manera flexible y que se implementen lo más rápido posible. Esto es llevado a cabo a través de iteraciones cortas que nos permiten obtener feedback rápido, lo que nos permite un importante ahorro económico.

pasos-metodologia-design-thinking

Tanto si tienes un pequeño negocio o una empresa con decenas o cientos de empleados siempre será útil saber qué es lo que nuestro cliente de verdad necesita, valora e incluso lo que no le gusta, pero más si cabe en estos momentos.

Es más que probable que la percepción, necesidades y prioridades del usuario (cliente) vayan a cambiar después de este periodo de tiempo tan pequeño pero tan intenso. Si somos capaces de anticiparnos en nuestra adaptación y en cómo innovamos en nuestro negocio, tendremos una gran ventaja competitiva desde ya, que nos impulsará en el futuro.

Como ya sabéis, el Design Thinking es una metodología ágil que a través de una serie de pasos nos permite desarrollar o mejorar nuevas ideas y resolver problemas aparentemente complejos para innovar en nuestra actividad. La metodología está dividida en varios pasos que nos ayudan a no perdernos en el proceso, manteniendo el foco y la atención en las necesidades reales del usuario o cliente. A continuación explicamos cada fase, aportando algunas herramientas que os pueden ayudar a llevarla a cabo en estos momentos y analizamos diferentes casos de éxito de proyectos que la implementaron durante esta crisis.

Las fases del Design Thinking

La primera fase de la metodología del Design Thinking es la de EMPATIZAR, la cual se centra en obtener información de nuestros usuarios. Esta fase es muy importante pues sobre esos datos trabajaremos en el proyecto. 

Hay muchas maneras de obtener esa información, desde análisis cualitativos a cuantitativos, a través de herramientas como:

-El mapa de empatía

-El Customer journey map o mapa de experiencia del cliente

-La herramienta personas

-El focus group o grupos de discusión

-La entrevista en profundidad

herramientas-analisis-usuario

Existen muchas otras que pueden adaptarse mejor dependiendo de la situación o necesidad de tu proyecto. Aquí puedes encontrar algunas herramientas de análisis del usuario que podrán adaptarse a la particularidad de tu proyecto. Es importante entender las herramientas como lo que son, herramientas para lograr un fin y así poder usarlas para nuestro objetivo, que no es otro que obtener la información lo más objetiva posible. 

Una vez hemos recogido la información debemos de estructurarla y analizarla en la fase de DEFINIR. En esta fase tenemos que sintetizar la información hasta obtener los puntos claves, los llamados INSIGHTS.

Estos insights serán la base de trabajo, por lo que debemos tratar de llegar al fondo del asunto, con los motivos reales detrás de los problemas. Para ello nos será útil la técnica de los 5 Porqués desarrollada por el fundador de Toyota, Sakichi Toyoda. Este paso será la clave de nuestra innovación. Un problema bien definido, será un problema medio resuelto.

Empatizar y definir: casos de éxito

El proyecto Cooperavirus, del que estamos orgullosos de formar parte, puso en contacto las necesidades certificadas de centros sanitarios con organizaciones o particulares que pudiesen resolverlas. Cooperavirus surge a partir de empatizar con las necesidades reales de los sanitarios y de realizar una buena detección del insight, que en este caso fue la desconexión entre la oferta y la demanda. Por un lado había mucha gente que quería ayudar y no sabía cómo y por otro las necesidades de los centros sanitarios eran diferentes dependiendo del punto del país donde se encontraban. Para llevarlo a cabo desarrollamos una plataforma digital muy sencilla y definimos una red de nodos por comunidades autónomas, de forma que se priorizaba hacer matching entre oferta y demanda local, así tanto el coste como los tiempos se reducían.

El desarrollo de este proyecto permitió movilizar más de 75000 unidades de material sanitario durante los momentos más duros de la crisis sanitaria.

La siguiente fase es la de generación de ideas, IDEAR. Es importante tener un gran volumen de ideas y poder explorar más posibilidades, para ello nos serán de mucha ayuda diferentes técnicas de creatividad como las analogías o el SCAMPER. Esta última es especialmente útil en una situación de crisis como la que vivimos, pues nos permite explorar cambios en los servicios y productos que ya están funcionando de una forma muy rápida. ¡No dudes en explorarla!

Idear: casos de éxito

Otro ejemplo de la importancia de usar técnicas de creatividad es el proyecto LU-Touch desarrollado por la empresa Lupeon. A través de una analogía directa con una llave, crearon un dispositivo que disminuye el riesgo de contagios indirectos y aumenta la seguridad y confianza del usuario.

Una vez hemos sacado muchas ideas y elegido las más adecuadas debemos realizar la fase que todos estábamos esperando PROTOTIPAR, la cual nos permitirá poner a prueba nuestras ideas. Se puede realizar prototipos de un producto, un proceso de compra, en la atención al cliente, una nueva imagen, una nueva campaña, una pequeña modificación en lo que ya hacemos, etc.

Este prototipo ha de ser una herramienta que podamos hacer de manera rápida y económica. Para ello debemos ser creativos y podemos utilizar herramientas digitales, reutilizar materiales, adaptar contenido existente, etc.

prototipado-design-thinking

Tener unos buenos prototipos de manera rápida y económica, será la clave para que nuestro proceso de innovación no se estanque. Si dedicamos demasiado tiempo a detalles poco importantes, a algo que todavía no sabemos si va a ser útil, estaremos tirando nuestro tiempo y dinero, por eso debemos realizar prototipos simples y que se centren en visualizar el concepto principal.

Una vez tenemos los prototipos, debemos ponerlos a trabajar en la fase de TESTEAR. En esta fase también debemos de ser muy creativos para poder obtener los datos de la forma más objetiva posible y sin sesgos. Es probable que queramos que nuestra idea sea la buena, pero el hecho de que lo queramos no la hace buena. Para ello es importante tener herramientas que nos permitan testear nuestras ideas.

Así sacaremos información para mejorar nuestro concepto, cambiarlo o desecharlo. En cualquiera de los casos nuestro proceso no termina aquí, sino que debemos realizar más iteraciones hasta obtener un resultado lo suficientemente satisfactorio, para poder implementar la idea de innovación de nuestro negocio.

Testeo: caso de éxito

Aquí destaca el trabajo toda la comunidad maker a nivel mundial. Esta comunidad, a través de diferentes plataformas como AIRE, realizaron prototipos de manera rápida utilizando tecnologías abiertas (open source) como Arduino o impresión 3D para dar solución a necesidades del sector sanitario. Se realizó un proceso de mejora continua a través de iteraciones cortas con diseños abiertos que eran compartidos en internet, fabricados y utilizados por sanitarios, los cuales daban su feedback para mejorarlos. En el siguiente enlace podéis ver más información sobre las contribuciones del movimiento maker durante esta crisis.

respirador-maker

Fuente: Innovadores, La Razón

Casos de éxito de aplicación del Design Thinking en tiempos de crisis

A nivel internacional podemos mencionar un gran número de proyectos. En esta página de IDEO, los impulsores del Design Thinking a nivel mundial, nos muestran diferentes iniciativas en las que se observa la importancia de la innovación en situaciones como esta. Vemos que la empatía, el trabajo en equipo y la colaboración junto con la creatividad son la clave.

También queremos mencionar el proyecto de innovación abierta Frena la Curva, que a través de la aportación colectiva ha contribuido a conectar personas y proyectos nacionales e internacionales, lo que sin duda será muy útil para generar nuevas ideas, soluciones o identificar oportunidades tanto para el presente como para el futuro.

frena-la-curva

Estos son algunos ejemplos de lo que una metodología de innovación centrada en las personas como el Design Thinking puede hacer, tanto por las empresa como por la sociedad. 

Podemos detectar antes las necesidades de nuestros clientes, generar nuevas ideas o realizar adaptaciones de productos o servicios que ya tenemos. Esto nos permitirá ser más competitivos y flexibles ante un mercado cambiante como el que vivimos en estos momentos.

Si quieres tener más información sobre cómo llevar a cabo este proceso y crear nuevas ventajas competitivas en tu sector, no dudes en suscribirte y ¡formar parte de nuestra comunidad!

Leave a Reply