fbpx
que es la tecnoantropología
23
Oct
2018

La tecno-antropología y su relación con el Design Thinking

¿Qué es la Antropología? Cuando escuchamos esta palabra podemos pensar todo y a la vez nada, ya que en muchas ocasiones se desdibuja su sentido real o se confunde con otras ciencias, en nuestro caso la antropología que abordamos es la social y cultural. Esta se define como el estudio holístico de la persona utilizando la historia y la cultura como referencia, para su análisis en un contexto específico.

El primer antropólogo realizando trabajo de campo fue Bronislaw Malinowski en 1914 (Young, 2017) que, como miembro del Imperio Austrohúngaro, durante la Primera Guerra Mundial, se ve obligado a permanecer en las Islas Trobriand hasta que acabase el conflicto. Es cuando realiza su trabajo sobre los autóctonos de las islas y comienza a preconizar la observación participante como metodología de trabajo. Es durante esta época que se empieza a extender su uso y conocimiento con el Neocolonialismo en los países africanos y surgen figuras necesarias que realicen una labor de traductor cultural.

En España la ciencia adquiere fuerza y presencia durante el siglo XX a partir de figuras como Pío Baroja con sus textos costumbristas y descriptivos del estilo de la vida español, o Claudi Esteve Fabregat antropólogo de base. Fue él quien fundó en 1965-68 la Escuela de Estudios Antropológicos y eso deriva en su uso en el ámbito universitario, aunque debido al contexto político e histórico durante la dictadura de Franco, la Antropología se debilita tanto en el ámbito profesional como académico.

Es por ello que la Antropología presenta nuevos retos y formas de trabajar, para tener cabida en la sociedad actual. Uno de ellos son las nuevas tecnologías y medios digitales que ofrecen a la ciencia una mirada a las relaciones humanas, así como también nuevos temas de estudio.

gente moviles antropologia

¿Qué es la tecno-antropología?

La tecno-antropología busca precisamente la confluencia de la tecnología y la antropología, necesidad que surge recientemente en el siglo XXI. Tal como Colobrans, Serra, Faura, Bezos y Martin (2011) escriben, la tecno-antropología es el estudio etnográfico de los sistemas de I+D+i, así como también de culturas digitales e innovación social. Debido a que la tecno-antropología se interesa por el estudio de campos nunca antes tratados por la antropología tradicional, por ello surge la necesidad de desarrollar nuevas herramientas (digitales), conceptos y modelos culturales.

A nivel profesional, adquiere fuerza con una metodología de trabajo práctica y no tan dependiente de perspectivas teóricas. Permite así realizar proyectos aplicados de una duración determinada y con resultados más inmediatos, denominándose etnografías rápidas (Handwerker, 2001). Si bien seguimos generando ideas en nuestro diario de campo, es de este modo que lo cuantitativo se suma a lo cualitativo.

antropología cultural

Fuente: Antropología optativa

Dejamos de lado las tesis exhaustivas para dar paso a los informes; las entrevistas individualizadas pueden adquirir diferentes formatos, virtual o físico o un híbrido de ambos, realizamos transcripciones de las mismas pero las complementamos con mapas conceptuales de las categorías más importantes para nuestro análisis. Muchas veces nuestra observación participante se realiza también a través de Internet realizando etnografías digitales (Murthy,  2011), o testeando los productos tecnológicos que a posteriori analizaremos.

En fases de observación participante o no participante, trabajamos con usuarios que realizan pruebas de productos tecnológicos para averiguar la interacción que se produce y los significados sociales-culturales que se derivan, uno de los ejemplos más comunes se produce en los casos de uso que un individuo testea una aplicación o web determinada. En definitiva observamos que la investigación cualitativa se adapta a los cambios tecnológicos y trabaja constantemente entre el binomio físico-virtual, para ello realizamos un cambio tanto en el objeto de estudio como en la metodología que utilizamos para trabajar con un contexto social y cultural específico.

La tecno-antropología y el Design Thinking

En esta línea analizamos la incursión de la tecno-antropología en el mundo de la innovación, presentándose como una  perspectiva necesaria para realizar un diseño centrado en las personas, tal y como se defiende desde el Design Thinking, y acompañar así a otros a buscar soluciones sobre sus productos, servicios o experiencias.

El antropólogo estaría presente en las siguientes fases del Design Thinking: en la investigación temprana (comprender, definir), cuando se desarrollan ejercicios de ideación o creación conjunta (idear) y también en la fase en la que los usuarios ya han prototipado productos (evaluar), ayudamos a crear argumentos sobre la presentación de éstos basados en el análisis de la experiencia del consumo y el uso.  

El investigador social desarrolla un amplio conocimiento por otras culturas y formas que tiene el ser humano de adueñarse y desarrollarse en el mundo. Esta capacidad le dota de mecanismos para desligarse de su visión etnocentrista y entender que lo que hacen otros individuos no está bien o mal, sino simplemente es diferente. Esto le proporciona grandes capacidades para empatizar, observar, juntarse con los usuarios y sumergirse en lo que éstos entienden y piensan entorno a un producto determinado por ejemplo.

Nuestra figura aplica la mirada del niño o el extrañamiento, haciendo que nos podamos sorprender fácilmente por las cosas y así redescubrir nuevos significados sobre estas mismas. Esto nos empodera en la participación de los procesos de innovación y nos da la autonomía para transmitir a los diferentes agentes que participan, de qué forma encajan en su vida los productos, experiencias o servicios que estudiemos.

las 10 caras de la innovación

Fuente: Derek Christensen

En el libro de IDEO, The ten faces of the innovation (Kelley, 2008), uno de los referentes en innovación y cultura empresarial del siglo XXI, se define esta figura como sigue “el antropólogo es raramente estacionario. Más bien, ésta es una persona que se aventura a interactuar con productos, servicios y experiencias para rescatar de ello nuevas innovaciones. El antropólogo es extremadamente bueno redimensionando un problema en una forma nueva, humanizando el método científico para aplicarlo a la vida diaria”.

 

Referencias bibliográficas:

Colobrans, J., Serra, A., Faura, R. Bezos, C. y Martin, I. (septiembre, 2011). La tecno-antropología. Comunicación presentada al XII Congreso de Antropología: Lugares, tiempos, memorias. Simposio El sentido de la antropología hoy: responsabilidades, dilemas y acciones. Universidad de León, León.

Gunn, W., Otto, T. y Smith, R. C. (2013). Design Anthropology. Theory and Practice. Nueva York: A&C Black.

Handwerker, P. W. (2001). Quick Ethnography: A Guide to Rapid Multi-Method Research. Lanham: Altamira Press

Kelley, T. (2008). The ten faces of innovation: strategies for heightening creativity. New York, EUA:Profile Books.

Murthy, D. (2011). Emergent digital ethnographic methods for social research. En S. N. Hesse-Biber (Ed.), Handbook of emergent technologies in social research (pp. 158-179). Nueva York: Oxford university press.

Young, M. W. (2017). Routledge Revivals: The Ethnography of Malinowski (1979): The Trobriand Islands 1915-18. Nueva York: Routledge.

Imagen de portada Padilha Danza con Yanomani. Fuente: Blogacine