Oficina Google Londres
9
Mar
2016

Por qué todo el mundo quiere trabajar en Google

Google en el ranking de mejores empresas para trabajar del mundo

Todo el mundo quiere trabajar en Google. Así lo manifiestan muchas personas y así se demuestra constantemente en los rankings de las mejores empresas para trabajar del mundo. Google lo sabe y por eso busca el bienestar en sus equipos. Hace unos días salía a la luz la noticia sobre el estudio que Google realizó los últimos años en su empresa. Nos referimos al Project Aristotle, llevado a cabo por el departamento People Operations, con Abeer Dubey (gerente de People Analytics) a la cabeza.

Google siempre ha buscado la excelencia en su trabajo, es por eso ha puesto tanto empeño en conocer qué equipos son los que mejor funcionarían en su empresa. Para crear los equipos se basaban en teorías propias acerca de cuáles serían los mejores, partiendo de varios supuestos: es necesario tener a las personas más preparadas, los equipos deben estar formados por personas de características personales similares, los equipos funcionan mejor cuando están formados por personas que son amigos más allá del trabajo, etc.

El nacimiento del Project Aristotle

Como no existían datos ni estudios que demostraran o refutaran sus hipótesis se propusieron hacerlo ellos mismos y así fue como nació en 2012 el Project Aristotle, formado por un equipo multidisciplinar de estadísticos, psicólogos, sociólogos e ingenieros de la compañía.

Describieron todas las variables que querían estudiar (tiempo que pasaban los empleados juntos fuera del entorno laboral, características de personalidad, tipos de comunicación entre ellos…) y las observaron en una muestra de 180 equipos de trabajo repartidos por toda la compañía.

Cuando analizaron los datos obtenidos se sorprendieron al no encontrar ningún patrón regular entre los equipos, es decir, equipos muy buenos tenían características individuales opuestas a las de otros equipos que también eran buenos.

trabajo-en-equipo

Es entonces cuando la investigadora Julia Rozovsky y los sociólogos y psicólogos del proyecto se pusieron a analizar las normas y comportamiento de grupo. Durante un año analizaron el comportamiento, las normas grupales y las pautas de comunicación entre los componentes de los equipos. Tras ese tiempo concluyeron que lo fundamental eran las normas por las que se regían los grupos: turnos de palabra, jerarquías… y especialmente la seguridad psicológica.

Con los hallazgos que obtuvieron, especialmente en lo que respecta al tema de la seguridad psicológica, propusieron a algunos empleados pensar acerca de cómo se podría mejorar e incrementar ese sentimiento en los equipos. Pasaron una serie de encuestas a los grupos y obtuvieron que los más descontentos percibían que su trabajo no tenía sentido en la empresa, que no podían expresarse con claridad y que no se les tenía en cuenta, que se les cortaba cuando hablaban, que no podían arriesgarse al expresar una idea… De la misma forma, aquellos grupos que estaban más satisfechos parecían ser los que tendían a tener relaciones de amistad más allá del trabajo, que se respetaban mutuamente o podían compartir ideas disparatadas sin miedo a ser juzgados.

Lo que Google aprendió de este proyecto y es algo en lo que hacemos mucho énfasis en DesignThinking.gal es el poder y la necesidad de desarrollar la empatía, una buena comunicación y aprender a dar feedback correctamente a los miembros del equipo. Lo fundamental, como queda presente en el estudio de Google, no es contar con mentes brillantes, es contar con gente competente que se preocupa por los demás y piensa en ellos más que en sí mismos (empatía), que tiene buenas habilidades de comunicación y de escucha y que demuestra ser asertivo, siendo capaz de opinar sobre los demás y decir lo que piensa sin miedo a lo que puedan decir otras personas. Seleccionando estas habilidades en nuestros equipos de trabajo y promoviéndolas entre los componentes de los grupos que ya tenemos no sólo mejoraremos la eficiencia en el trabajo, lo que es más importante también mejoraremos la salud y el bienestar de los trabajadores y su felicidad se incrementará 🙂

 

 

Foto: oficinas de Google en Londres

Leave a Reply