12
Jun
2018

Qué es y para qué sirve un moodboard

Esta herramienta lleva mucho tiempo utilizándose en entornos creativos, pero fue en los últimos años cuando más se ha escuchado este término, debido fundamentalmente a la cultura de lo visual en la que estamos instalados y a redes sociales como Instagram o Pinterest.

¿Qué es un moodboard?

Su traducción literal es mapa de inspiración y aunque su uso está muy asociado al ámbito de la decoración de interiores o la moda, realmente se utiliza en entornos creativos muy diversos, desde el diseño de productos o servicios al audiovisual o el diseño gráfico.

El moodboard es una herramienta creativa que consiste en una visualización rápida de imágenes y palabras en un mismo soporte, a modo de lluvia de inputs que nos ayuden a preparar el cerebro para la fase de ideación de un proyecto, de ahí lo de inspiración.

Estas imágenes y palabras pueden ser tanto físicas, con recortes de revistas o páginas impresas, como en formato digital. Un ejemplo de moodboard digital muy reconocible podría ser un muro de Pinterest, donde bajo un tema común se aglutinan imágenes y palabras que nos gustan.

¿Cómo se hace un moodboard?

Aunque cada uno puede adaptar la realización del mismo como se sienta más cómodo o como le resulte más efectivo, hay unos pasos a tener en cuenta para sacarle el máximo rendimiento a esta herramienta:

Poner un título. Para comenzar a visualizar el moodboard es importante poner un título que nos ayude a enfocar.

Definir las palabras clave. Para seguir acotando más el contenido de nuestro mapa de inspiración es importante definir palabras clave. Aunque también debemos limitar el número de palabras clave para no perder el foco en lo que nos interesa, podríamos hablar de entre 3 y 5.

Hacer un brainstorming de imágenes. Una vez tenemos las palabras clave es el momento de buscar una gran cantidad de imágenes que nos ayuden a visualizarlas.

Seleccionar las imágenes. Tras la búsqueda de todas estas imágenes realizaremos un proceso de filtrado para quedarnos con las que más y mejor se ajusten, evitando que se repitan imágenes iguales o que no aporten valor.

moodboard coches

Fonte: Deekit

Tener en cuenta la colocación de los elementos. Una vez tenemos las imágenes y las palabras clave, el último paso es colocar los elementos en el mismo soporte con un orden que nos ayude a estructurar la información de la mejor manera posible.

A partir de aquí el siguiente paso es visualizarlo y comenzar a generar ideas para nuestro proyecto. Esta visualización puede realizarse durante minutos, días, semanas o incluso años, depende del proceso con el que cada un@ se sienta más cómod@.

En el siguiente post os contaremos cómo podemos utilizar los moodboards dentro de la metodología del Design Thinking.

 

Foto de portada Pinterest

Leave a Reply