26
Sep
2017

Qué son los insights

Durante los últimos 3 años en este blog hemos hablado de temas muy diversos pero que están relacionados con el Design Thinking de una u otra forma. Sin embargo, repasando todos estos posts, nos fijamos que aún no escribimos ninguno sobre el punto más importante dentro de esta metodología, el cual es al mismo tiempo el concepto más difícil de implementar por los novatos en esto del Design Thinking, los insights.

Así como las otras partes del proceso se entienden sin dificultad, ya que son muy intuitivas, el concepto insight genera dificultades porque no lo es tanto. Si a esto le sumamos que en español no hay una palabra que lo explique completamente, la cosa se complica.

Después de unos cuantos talleres y consultorías en Design Thinking a nuestras espaldas, hemos acumulado un buen número de traducciones que, aún sin explicarlo totalmente, ayudan a entenderlo. En nuestra colección tenemos desde la elegante vislumbre a la sintética clave, pasando por el detectivesco quid, la simple necesidad o el siempre resultón porqué.

Pero ¿qué son realmente los insights?

Desde un punto de vista metodológico, los insights son los porqués detrás de las necesidades aparentes y, como comentábamos, a día de hoy aún no hemos encontrado en español una palabra que explique este concepto en su globalidad.

Un ejemplo que ponemos en nuestros talleres y que le abre los ojos a los asistentes a este concepto es el de un apicultor. Cuando preguntamos por qué un apicultor lleva ese traje tan aparatoso, el 99,9% de los asistentes dice que es para que no le piquen las abejas, pero la verdadera razón es porque quiere coger la miel. Protegerse de las picaduras de las abejas es una necesidad aparente mientras que la miel es el insight.

insight design thinking

Fuente: Sipse

¿Cómo podemos encontrar los insights?

Para llegar a los insights, los cuales se sitúan en la segunda fase de la metodología del Design Thinking, definir, tenemos que conseguir el mayor número de información posible de nuestro público objetivo.

Para poder empatizar con el usuario de la mejor manera posible y conseguir datos relevantes, hay numerosas técnicas que vienen tanto del ámbito de la antropología como de la psicología. Algunas de ellas son las entrevistas en profundidad, el Customer Journey Map, los mapas de empatía, los focus groups, la observación directa o las encuestas.

customer journey map

Fuente: Javier Megias

Una vez tenemos estos datos, se realiza un profundo análisis de los mismos hasta llegar al insight. En la segunda parte de este post os desvelaremos cómo podemos realizar este análisis y por qué son tan importantes los insights.

En el post anterior hablábamos de la importancia de empatizar con el usuario para conseguir buenos datos de cara a obtener los insights. Durante el análisis de esos datos es muy importante, en primer lugar, organizar la información por lotes directamente relacionados y a continuación sintetizarla para que sea manejable. El siguiente paso es tener una visión integral de la problemática y comenzar a buscar la conexión entre dichos lotes de información, localizando aquellas claves en común. Por último es necesario preguntar el porqué de estas claves y ayudarnos de nuestra intuición para detectar el insight correcto.

Para realizar este análisis de datos podemos ayudarnos de herramientas como los mapas mentales, los cuales nos permiten visualizar rápidamente y en un golpe de vista toda la información sintetizada.

¿Por qué son tan importantes los insights?

Los insights detectados nos van a permitir conocer la necesidad o problemática clave sobre la que construir el proyecto y así buscar aquellas soluciones diferentes a las habituales. Al ser un elemento de análisis profundo, la innovación que se lleva a cabo es mucho más disruptiva y transformadora que la conseguida cuando nos basamos en las necesidades aparentes de los usuarios.

Para visualizar la importancia de estos elementos volvemos a recurrir al ejemplo del apicultor que comentábamos anteriormente. Si detectamos que el insight es la miel, entonces el planteamiento para abordar la problemática cambia radicalmente y por lo tanto las soluciones también. Una solución que surgió a partir de considerar la miel como insight  fue el proyecto Flow Hive, que plantea extraer la miel del panal sin molestar a las abejas y por lo tanto sin la necesidad de utilizar los aparatosos trajes. Este proyecto consiguió en el año 2015 una financiación de 13 millones de dólares en una plataforma de crowdfunding.

 

Este es solo un ejemplo de la importancia de los insights, pero hay muchos otros y en ámbitos muy diversos. Una muestra muy interesante la podemos ver en los proyectos de la parte de responsabilidad social de Ideo, que se enfocan en solucionar problemáticas en escenarios muy complejos y donde encontrar el insight adecuado es más definitivo que nunca.

Si os fijais, en este post no estamos hablando de nada que no comentáramos antes en nuestro blog, pero no por ello dejaremos de hacerlo. Las personas siempre deben estar en el centro de nuestros proyectos y cuanta más información obtengamos de ellas y mejor la analicemos, mejores resultados obtendremos en nuestros proyectos. Ese es el verdadero insight del Design Thinking. 😉

Leave a Reply