Ventajas del Design Thinking

El Design Thinking está suponiendo un cambio de paradigma en la innovación a nivel mundial. El principal motivo son las ventajas que ofrece esta metodología y que se resumen en las siguientes:

– Se analiza muy bien el usuario al que va dirigido el proyecto mediante técnicas de investigación de mercados y análisis del usuario

– Se potencia la capacidad creativa y un enfoque disruptivo que aporte ideas innovadoras a los problemas o necesidades del usuario

– Las soluciones que se obtienen están muy bien definidas, ya que se basa en el trabajo en equipos multidisciplinares. Esto aporta a su vez una mejora significativa en la coordinación de los equipos de trabajo, su comunicación y sus sinergias en la co-creación

– Los proyectos son testeados previamente por el usuario para obtener su feedback, por lo que las posibilidades de éxito y el ahorro de costes son mucho mayores. De esta forma se convierte en una herramienta muy eficaz en la toma de decisiones ya que, como en la cultura científica, el Design Thinking está basado en datos objetivos, en la experimentación y el testeo.

– La comunicación de los proyectos mejora de manera exponencial, debido a que el grado de empatía con el usuario es muy alto y a que utilizamos herramientas como el storytelling para enviar el mensaje

“Aquellos que dicen que algo no puede hacerse, suelen verse interrumpidos por alguien que ya lo está haciendo” (Joel A. Barker)