10
Jul

Así cambian los puesto de trabajo con la transformación digital

La transformación digital ¿destrucción o creación de empleo?

Como en cada época de cambios, transformación e introducción de nuevas tecnologías en el ámbito laboral, la duda acerca de si la tecnología desbancará a los humanos vuelve una y otra vez. En esta ocasión no iba a ser menos y el auge de la inteligencia artificial, el big data o el desarrollo de nuevos robots reabren este eterno debate.

¿Las máquinas y el desarrollo de nuevas tecnologías destruirá empleo? Aunque a priori pudiera parecer que esta evolución y la automatización de tareas llevaría a la destrucción de empleo, lo cierto es que no es estrictamente así. De hecho, en otras transformaciones tecnológicas ha pasado lo contrario, las máquinas pasaban a hacer el trabajo de los humanos, incrementando de esta forma la producción y generando nuevos puestos de trabajo que no existían.

Los datos actuales sin embargo no nos permiten asegurar nada al respecto. Un estudio realizado en 2013 sobre el mercado de EEUU concluyó que el 47% de los empleos corrían el peligro de desaparecer por ser automatizados (Frey y Osborne, 2013). El año pasado la OECD analizó esto mismo para el conjunto de países que la integran, detectando un 14% de puestos de trabajo en peligro de automatización, este porcentaje en España ascendía hasta el 21% (OECD, 2019).

España no es uno de los países que ha estado a la cabeza en transformación digital, algunas de las razones por las que este proceso no se ha realizado, o se ha hecho de forma deficiente, en nuestro país son (Alós, 2019):

-Baja oferta de conocimientos digitales y escasa inversión de las empresas en formación digital

-Ausencia de estrategias, o déficit de las mismas, en cuanto a digitalización y escasa inversión en la misma.

-Escasa inversión en innovación y dificultad para acceder a financiación.

Sin embargo, la visión optimista viene de la mano del Foro Económico Mundial que señalan que para el año 2022 se habrán creado 50 millones más de empleos de los que se habrán destruido (World Economic Forum, 2018).

Lo que sí ha cambiado es la cantidad de horas dedicadas a jornada laboral, que ha ido disminuyendo progresivamente, pasando de unas 60 o 70 horas semanales a las 40 horas actuales. Importantes actores del mercado laboral como el expresidente de Alibaba creen que la jornada laboral seguirá disminuyendo, Jack Ma opina que se reducirá hasta las 12 horas incluso (Gómez, 2019).

Cómo cambian los puestos de trabajo con la automatización y digitalización

automatizacion puestos trabajo

Parece que la digitalización que se produce en las empresas está llevando a una polarización en el mercado laboral, es decir, hay trabajos en los que se necesita poca cualificación que no se pueden o no compensa automatizar, al mismo tiempo que hay trabajos de muy alta cualificación que ven aumentada su productividad con la digitalización. Son los trabajos de cualificación media los que tienden a ser automatizados o digitalizados y, por tanto, son los que están desapareciendo (European Comission, 2019).

En esta misma línea se ha observado que la transformación tecnológica incrementa la demanda de puestos de trabajo cualificados, especialmente en las áreas STEM y las TIC, al igual que en puestos poco cualificados como los derivados de la hostelería, el turismo, actividades de ocio, la sanidad o servicios personales (Alós, 2019).

Se han definido cuatro formas en las que la transformación digital influye en el empleo: 1) la incorporación de nuevas tecnologías suprime empleo; 2) la innovación tecnológica genera nuevos empleos; 3) se produce una interrelación entre recursos humanos y tecnología, de tal forma que se reconfiguran los puestos de trabajo; y 4) la transformación digital impulsa la demanda agregada de consumo incrementando el empleo en otras actividades (Lladós, 2018).

Covid-19 y transformación digital de las empresas

El impacto del Covid-19 en el trabajo ha sido descomunal, con una estimación del 6,7% de reducción para el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo (Organización Internacional del Trabajo, 2020). Además, se estima que el 38% de la población mundial activa trabaja en sectores que enfrentan una gran caída de la producción derivada de la pandemia (Organización Internacional del Trabajo, 2020), como la hostelería, el turismo, el comercio al por mayor y por menor, actividades inmobiliarias, administrativas y comerciales.

Pero, a nuestro modo de ver, el principal cambio que ha supuesto esta pandemia a nivel laboral no es el incremento de X puestos de trabajo (como los relacionados con la sanidad) o el descenso de otros (como los de hostelería), derivados de la propia pandemia. El principal cambio ha sido el empuje que ha dado el covid-19 a la transformación digital de las empresas españolas, impulsando un cambio que llevaba años en espera o avanzando con bastante lentitud.

En 3 meses numerosas empresas se han visto obligadas a cambiar su modelo de negocio, a incorporar nuevas tecnologías a sus puestos de trabajo, a transformar sus servicios para ofrecerlos en formato digital y, por supuesto, a implantar la modalidad de teletrabajo entre toda su plantilla.

Además de estos factores derivados de la pandemia hay otras tendencias que se deben tener en cuenta, como el progresivo envejecimiento de la población o la crisis climática. Estos factores también modificarán el empleo, generando nuevas demandas y modificando otros puestos de trabajo en los servicios de cuidado y atención, energías renovables o economía circular, entre otros (Méda, 2017 en Alós, 2019).

Los empleos más demandados en la nueva normalidad

Las tendencias de empleo previas al estallido de la pandemia apuntaban a un incremento del empleo, aunque con cambios drásticos en cuanto a los puestos de trabajo, ya que la implementación de las nuevas tecnologías transformará gran parte de los empleos. El sector salud, servicios TIC, ocio y cultura o servicios profesionales son los que crearán más empleo para 2025, mientras que banca y seguros, tareas administrativas, manufactura o agricultura son los que se verán reducidos (Alós, 2019).

empleos mas demandados nueva normalidad

Aunque no disponemos de estudios que muestren qué empleos se están demandando más en tiempo real, sí tenemos opiniones de distintos expertos al respecto y que hacen referencia a un incremento en las profesiones de ingeniería, especialistas en robótica, ciberseguridad o blockchain, programación, expertos en marketing digital, medicina preventiva y todas las profesiones relacionadas con el e-health, así como la investigación genómica, de fármacos o la biotecnología. Al igual que se observará un auge de profesiones relacionadas con la educación, la ética o la psicología  (Álvarez, 2020).

Sin embargo, más que profesionales formados en estos ámbitos, los expertos creen que es importante formar a los nuevos trabajadores en las denominadas soft skills (Álvarez, 2020).

Habilidades más buscadas en los trabajadores del nuevo normal

habilidades blandas nueva normalidad

Ya antes de la pandemia se buscaba potenciar las habilidades blandas o soft skills, pero tras el covid-19 todavía más. Las habilidades blandas son una serie de habilidades no-cognitivas entre las que se encuentran las relacionadas con las habilidades sociales (relacionarse con otras personas), la relación con uno mismo y la compresión y gestión de las propias emociones, toma de decisiones y logro de objetivos, gestión de situaciones adversas o el uso de la creatividad para desarrollar soluciones.

Los cambios tecnológicos derivados de la digitalización no acaban hoy, sino que son una constante, además, esta crisis sanitaria ha demandado profesionales que sepan adaptarse a las nuevas situaciones, flexibles, que sepan trabajar en equipo o que sean resilientes. Estas son solo algunas de las habilidades que destacarán en esta época post-pandemia, pero hay muchas más:

-Creatividad (Alós, 2020; Serra, 2020)

-Pensamiento crítico (Alós, 2020; Serra, 2020)

-Capacidad para resolver problemas complejos (Alós, 2020; Serra, 2020)

-Flexibilidad cognitiva (Alós, 2020; Riobóo, 2020)

-Trabajo en equipo (Alós, 2020; Amago, 2020; Serra, 2020)

-Toma de decisiones (Alós, 2020; Amago, 2020)

-Gestión de personas (Alós, 2020)

-Entender y dar sentido al mundo (Serra, 2020)

-Tolerancia a la frustración (Riobóo, 2020)

-Co-creación (Amago, 2020)

Títulos vs. habilidades

Aunque hasta ahora tener títulos que constaten tu formación, tu nivel de estudios, las áreas profesionales en las que puedes desenvolverte, etc. han sido la base sobre la que se sustentaban los procesos de selección, puede que estemos empezando a asistir a un cambio de paradigma.

Hace poco salía la noticia de que el presidente de EEUU firmaba una orden que obliga al Gobierno federal a reemplazar el desfasado sistema de contrataciones basado en títulos por otro basado en habilidades, es decir, quieren dejar de centrarse en los títulos para valorar en mayor medida las habilidades, la experiencia y las aptitudes de los postulantes a los puestos de trabajo en el Gobierno federal.

Si esta orden marca un antes y un después en el campo de la selección de personal, desde recursos humanos deberán tener en cuenta (aún más) las habilidades y experiencias, en detrimento de los títulos. Pero esto es algo que no solo el personal de RRHH debe tener en cuenta, desde arriba (los/as directivos/as) deben empezar a valorar más estos aspectos y entender que tener un título no te hace experto en una materia ni con capacidad o aptitudes para ciertos puestos de trabajo, ya que puedes ser muy bueno entendiendo y memorizando pero muy malo dirigiendo equipos, y viceversa, de ahí la importancia de incluir en la evaluación las habilidades y no solo los títulos.

A este nuevo paradigma y a la transformación digital que hemos comentado se le suman dos términos o conceptos que están muy de moda ahora: reskilling y upskilling. El reskilling hace referencia al reciclaje profesional y es de vital relevancia en épocas de transformación digital, ya que, como hemos visto, muchos puestos de trabajo se transformarán debido a la implementación de la tecnología.

El upskilling es la capacitación adicional, es decir, esa formación que el trabajador o trabajadora necesita en otras materias, distintas a las que ya tiene, para desempeñar con mayor efectividad su puesto de trabajo. Lo que se consigue de este modo es tener a trabajadores con perfiles más específicos y con una mayor capacidad para resolver problemas, al tener una visión más amplia, así como una mayor flexibilidad o adaptación al cambio.

En definitiva, la educación no solo debe adaptar sus contenidos a las nuevas profesiones que van surgiendo, sino que también debe prestar atención a todas las habilidades que se deben potenciar, ya que son necesarias para ejercer casi cualquier puesto de trabajo en la actualidad. Y tú, ¿posees alguna de estas habilidades? ;)

 

Referencias bibliográficas:

Alós, R. (2019). El empleo en España en un horizonte 2025. Economía digital y políticas de empleo, 1. Recuperado de https://ddd.uab.cat/record/205105

Álvarez, P. (2020). Profesiones con empleo tras el Covid-19. Recuperado de https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/04/03/fortunas/1585936036_605235.html

Amago, F. (2020). Los valores en los nuevos puestos de trabajo ‘Post COVID-19’. Recuperado dehttps://www.eleconomista.es/firmas/noticias/10575327/05/20/Los-valores-en-los-nuevos-puestos-de-trabajo-Post-COVID19.html

European Comission (2019). Report of the HLEG on the Impact of the Digital Transformation on EU Labour Markets. Luxemburgo: Publications Office of the European Union. doi: 10.2759/586795

Frey, C. B. y Osborne, M. (2013). The Future of Employment. Recuperado de https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academic/future-of-employment.pdf

Gómez, M. V. (2019). Entre el buen trabajo y el empleo basura en la era de los robots. Recuperado de https://elpais.com/economia/2019/11/14/actualidad/1573727513_890411.html

Lladós, J. (2018). La transformación del empleo en España derivada de la automatización y la inteligencia. Recuperado de https://ddd.uab.cat/record/19032

OECD (2019). OECD Employment Outlook 2019: The Future of Work. Paris: OECD Publishing. doi:10.1787/9ee00155-en.

Organización Internacional del Trabajo (2020). Observatorio de la OIT: El COVID-19 y el mundo del trabajo. Segunda edición. Estimaciones actualizadas y análisis. Recuperado de https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/documents/briefingnote/wcms_740981.pdf

Riobóo, M. L. (2020). La 4ª Revolución Industrial: los perfiles más demandados de 2020. Recuperado de http://www.rrhhdigital.com/secciones/tecnologia-e-innovacion/140066/La-4%C2%AA-Revolucion-Industrial-los-perfiles-mas-demandados-de-2020/

Serra, L. (2020). Las 10 habilidades que necesitarás para tu futuro profesional. Recuperado de https://empresas.blogthinkbig.com/habilidades-para-futuro-profesional/

World Economic Forum (2018). The Future of Jobs Report 2018. Recuperado de http://www3.weforum.org/docs/WEF_Future_of_Jobs_2018.pdf

Leave a Reply